lunes, 17 de octubre de 2016

Lo que la Psicologia dice sobre el Amor

El Amor es una emoción universal, un sentimiento tan valioso que se ha convertido en una de las necesidades fundamentales del ser humano y, a veces, en el motor de muchas de las cosas que hacemos. Pero, ¿son todo los tipos de Amor iguales? ¿Qué caracteriza el Amor? ¿Por qué nos enamoramos de unas personas y no de otras? 
A todas estas preguntas han tratado de dar respuesta la Psicología Social y la Psicobiología (la rama de la Psicología que estudia el comportamiento humano a través de sus bases biológicas). 

¿Por qué nos enamoramos?


Esta pregunta, que puede ser objeto de largos debates, en realidad tiene una respuesta muy sencilla. Según la Psicobiología, nos enamoramos porque el Amor es un impulso, una necesidad fisiológica del ser humano, y por eso lo buscamos tan desesperadamente.

Podemos decir, simplificando al máximo para no meternos en demasiados tecnicismos biológicos, que cuando nos enamoramos es porque se han producido varios cambios en nuestro cerebro

- Si lo que sentimos es Deseo sexual, nuestro cuerpo se ha puesto a producir testosterona como un loco. 

- En el caso del enamoramiento de tipo romántico, es decir, cuando estamos "flotando en las nubes con cara de tontos", lo que se libera es Dopamina. La Dopamina es un neurotransmisor y es responsable de la sensación de gratificación. Está implicada en muchas cosas, como en los mecanismos de las adicciones (como en el consumo de cocaína) o en la regulación del estado de ánimo (la Depresión se asocia con este neurotransmisor, por ejemplo). La intervención de la Dopamina en el Amor explicaría por qué cuando estamos enamorados nos sentimos tan alegres y tan llenos de energía, y por qué lo buscamos con tanta ansiedad. 

- En cuando al sentimiento de apego (es decir, el vínculo de afecto hacia otra persona),  lo que interviene es una hormona llamada Oxitocina, junto con la Vasopresina, que es la hormona que se ha asociado con de la fidelidad. 

Como vemos hay diferentes sustancias cerebrales para diferentes sensaciones asociadas con el Amor pero no tienen por qué darse todas juntas. Se puede sentir deseo por alguien pero no estar enamorado o enamorada, o vivir en una relación de compromiso duradero sin tener ya la chispa de la pasión. 






¿Por qué nos enamoramos de unas personas y no de otras?


Aquí cobran especial relevancia los estudios de la Psicología Social sobre la Atracción. Diferentes investigaciones en este sentido señalan que: 

- Solemos seleccionar como parejas a las personas que tienen necesidades complementarias a las nuestras. Por ejemplo, una persona muy dominante será atraída más fácilmente por otra que sea más bien sumisa. 

- Además, nos sentimos más fácilmente atraídos por aquellas personas que tienen actitudes similares a las nuestras. Es decir, la idea tan extendida de que "los polos opuestos se atraen" es completamente falsa. Se ha demostrado que es al contrario, la regla es la semejanza. 

- También se ha demostrado que nos juntamos más con aquéllos que nos evalúan positivamente y nos lo demuestran con sus actos. Es decir, nos sentimos más atraídas por personas a las que sabemos  que caemos bien, por una cuestión de reciprocidad


Los componentes del Amor


Sternberg es uno de los psicólogos que más ha estudiado sobre el tema. En su Teoría Triangular del Amor, señala que éste tiene tres componentes: 



1. Intimidad. Es es sentimiento de unión y afecto hacia el otro. 
2. Pasión. Es el estado de excitación mental y física. 
3. Compromiso. Es la decisión de que uno quiere a la otra persona en todas las circunstancias posibles (buenas y malas). 

Estos componentes se combinan entre sí y dan como resultados 7 tipos diferentes de Amor

1. Encaprichamiento. Es la pasión sin más. Son relaciones muy intensas pero poco duraderas y profundas.  De este tipo sería lo que se conoce como "amor a primera a vista". 

2. Cariño. Es la intimidad, es decir, cuando sentimos afecto y cariño por otra persona.  Este tipo de amor sería el característico en las relaciones de amistad. 

3. Amor Vacío. Es un tipo de amor caracterizado únicamente por el compromiso. Es típico de parejas que llevan mucho tiempo juntas y donde ya no hay pasión ni tampoco cariño pero no se separan porque mantienen el compromiso de permanecer unidas hasta el final. 

4. Amor Romántico. En este tipo de amor hay pasión y también intimidad. Para que nos entendamos,  estamos ante el tipo de relación donde sentimos deseo y afecto pero no aún nos hemos planteado nada relacionado con comprometernos de forma duradera. 

5. Amor Fatuo. Hay pasión y hay compromiso. Se trata de las relaciones donde el compromiso de permanecer juntos surge del deseo sexual, pero no hay intimidad entre ambos (falta el cariño). Es típico de personas inseguras. 

6. Amor Compañero. Aquí tenemos intimidad y compromiso, lo que falta es la pasión. Es típico de parejas maduras, o de aquéllas que disfrutan el uno del otro pero donde ya no hay tanto deseo como había al principio. 

4. Amor Completo. Se dan los tres componentes. Es el Amor perfecto y, seguramente, lo que todos queremos tener. Lo malo es que es difícil de conseguir, y no porque no exista sino porque debemos alimentarlo constantemente para que no se transforme en alguno de los tipos que hemos señalado antes. 

¿Cuál es el componente del amor más valorado?

Sin lugar a dudas, la Intimidad, y aquí coinciden tanto hombres como mujeres. En los otros dos, hay más discrepancias: 

- La pasión es algo que se suele perder con el tiempo y suele ser difícil encontrar parejas donde lo dos miembros tengan el mismo grado de deseo (a veces ellos necesitan más o otras veces es al revés).  

- El compromiso, por otro lado, también es un componente de fuertes asimetrías. Generalmente, a medida que la relación avanza son las mujeres las que tienden a darle más importancia. 



Y tu, ¿qué tipo de Amor tienes? ¿Qué valoras más?